domingo, 4 de julio de 2010

Sabbatella: “El 82 % móvil es justo y es posible”

“El 82 % móvil en la mínima jubilatoria es un reclamo legítimo y un objetivo que debemos alcanzar cuanto antes. Estamos a favor del aumento, para lo cual es imprescindible restablecer aportes patronales, avanzar en la lucha contra el trabajo no registrado y producir una reforma tributaria para obtener recursos de sectores que tienen rentas extraordinarias”, afirmó Martín Sabbatella y agregó: “Ese es el propósito que tenemos los que siempre luchamos por un sistema previsional solidario, para todos y con jubilaciones dignas”.

Después están los especuladores, los que a fuerza de demagogia sólo quieren perjudicar al Gobierno; los que vaciaron las ANSES, los que privatizaron el sistema, los que recortaron los haberes un 13 %, los que destruyeron el PAMI. Esos, ahora juegan con las expectativas de los jubilados. Antes se quedaron con su plata y ahora se quieren apropiar de sus ilusiones”, opinó el titular del bloque Nuevo Encuentro.

“Nos preocupa inmensamente -agregó Sabbatella- que se intente utilizar el legítimo reclamo del 82 % móvil y avanzar hacia ese aumento en la mínima sin especificar cuáles van a ser las fuentes de recursos o pretendiendo afectar políticas sociales. La receta de la derecha siempre es la misma: quitarle recursos al Estado y mantener intactos los márgenes de ganancias de quienes más tienen”. “Valoramos los pasos que se han dado en todos estos años para aumentar los haberes de los jubilados, incorporar a muchos más argentinos y argentinas que estaban sin cobertura y constituir nuestro sistema previsional en uno de los mejores del continente. Reconociendo eso, hay que ir por más. Hay fuentes de recursos disponibles y es necesario ir a buscarlos para esa política redistributiva y para muchas otras que tiendan a revertir la desigualdad”, concluyó el diputado de Nuevo Encuentro.

“Para alcanzar el 82 % móvil en la mínima, que beneficiaría directamente a 3 de cada 4 jubilados, es imprescindible recuperar las alícuotas de los aportes patronales, por supuesto no tratando como iguales a las PyMEs que a las grandes empresas. También es necesario dar pasos firmes para terminar absolutamente con el trabajo en negro y avanzar con una reforma tributaria profunda y progresiva, de manera que paguen quienes hoy tienen márgenes inmensos de rentabilidad y generan una gran desigualdad”, puntalizó Sabbatella.