sábado, 24 de abril de 2010

Comisión de Derechos Humanos en Merlo




El pasado jueves, la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (CDDHH) se trasladó al municipio de Merlo para recibir denuncias de vecinos sobre hechos de hostigamiento que se adjudican al intendente Raúl Othacehé. La visita estuvo encabezada por la presidenta de la comisión, Victoria Donda, y la acompañaron Martín Sabbatella, Ariel Basteiro, Graciela Iturraspe, Elsa Quiroz y Cecilia Merchán.
La visita también tuvo como objetivo expresar la solidaridad con el concejal Horacio “Lula” Cepeda(Libres del Sur) suspendido de manera arbritraria e irregular.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Victoria Donda, explicó la situación del concejal Cepeda: “Nuestro compañero Horacio “Lula” Cepeda fue suspendido del legítimo ejercicio de su concejalía en el partido de Merlo del conurbano bonaerense. La decisión, tomada en forma sorpresiva y sin que se le permitiera ejercer su derecho de defensa fue apoyada por veinte (20) concejales del Partido Justicialista y del PRO (fuerza aliada al justicialismo en el Distrito) y rechazada por cuatro concejales (Coalición Cívica, Ari, Nuevo Encuentro y Libres del Sur)”.

Un centenar de militantes políticos y de organizaciones sociales del distrito de Merlo se manifestaron con pancartas desde la plaza frente a la Estación de Merlo hasta la sede de Caritas, donde funcionó la CDDHH.

La diputada Donda explicó los antecedentes del caso: “Horacio Cepeda viene siendo víctima en Merlo de una sistemática persecución y acoso hacia su persona y lo que es aún más grave a todo su entorno familiar. Folletos, pintadas y afiches anónimos acusándolo de corrupto y ladrón, fotos por parte de gente no identificada a sus hijas y esposa en lugares públicos como el colegio, el supermercado o las calles de su barrio. Amenazas directas e indirectas. Todos estos hechos han sido denunciados en sede judicial y en medios de comunicación de la zona, sin que ninguno de estos actos persecutorios y de amedrentamiento cesaran. Ahora se lo acusa falsa y maliciosamente de haber ejercido tres cargos incompatibles para “enriquecerse” antes de haber sido Concejal. Obviamente se trata de una acusación infundada cuya legalidad es fácilmente comprobable”.

Sobre los argumentos de su irregular destitución, Donda manifestó:"Horacio Cepeda trabajó en dos actividades: era agente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el Programa de Promotores Territoriales para el Cambio Social donde efectuaba tareas de capacitación de promotores, en el marco de un plan social que tenía como población objetivo las áreas más vulnerables del conurbano. Junto a esa actividad cumplía tareas de capacitador para la Dirección General de Escuelas bajo la órbita de la Dirección de adultos y terminalidad primaria cobrando por esta función un único sueldo docente en el que se detalla además sus actividades de coordinador de políticas socioeducativas.

Si la propia provincia de Buenos Aires, facturaba en un único recibo salarial estas dos actividades, y si se considera que la tarea docente no guarda ninguna incompatibilidad con otras actividades, se descarta completamente la ilicitud que se denuncia.

Lo más absurdo de todo es que por todas estas actividades su ingreso familiar ascendía a un monto que no superaba los $ 4000 (cuatro mil pesos). No hubo ninguna incompatibilidad en el ejercicio de estas funciones, que por otra parte eran actividades que se desarrollaban en los barrios del conurbano particularmente en los barrios más humildes del distrito de Merlo, y de cuyo resultado y compromiso son testigos miles de vecinos y vecinas" concluyó.