domingo, 20 de septiembre de 2009


Valoró el anuncio de cambios en la integración de la autoridad de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Hubo claros gestos de apertura del oficialismo”, señalo Sabbatella.


“Se eliminó la posibilidad de que las telefónicas conformen un futuro monopolio y se democratizó la conformación de la Autoridad de Aplicación –manifestó Sabbatella-. Sin dudas, estamos ante un muy buen proyecto, enriquecido con las propuestas hechas por los bloques de centroizquierda”. Luego de haber anunciado ayer la eliminación de los artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que permitían la participación de las empresas telefónicas, el Gobierno aceptó hoy la propuesta que hicieron, entre otros, los diputados de los bloques Encuentro Popular y Social, el SI y el Proyecto Progresista de Tierra del Fuego, de ampliar el número de integrantes del organismo que regulará las comunicaciones en el país. La iniciativa propuesta por la centroizquierda y recogida por el oficialismo modifica el artículo 14 del proyecto oficial y plantea que la Autoridad de Aplicación esté conformada por dos miembros del Poder Ejecutivo, dos por el Consejo Federal y tres a propuesta de la Comisión Bicameral del Parlamento. “En estos días, se mostraron claros gestos de apertura y de búsqueda de consenso por parte del Gobierno; y eso, sin mezquindad, merece ser reconocido”, expresó Sabbatella.

“Los bloques progresistas propusieron varias observaciones al proyecto oficial y las dos principales fueron aceptadas por el oficialismo entre ayer y hoy”, opinó el diputado electo por Nuevo Encuentro y agregó: “Además de haber ayudado a definir un muy buen proyecto de ley, que democratizará la comunicación en el país, quedó demostrado que, con autonomía y propuestas, la centroizquierda puede incidir en la agenda pública y lograr cambios a favor de la sociedad y de la Democracia”. “Es una enorme satisfacción para nosotros y sin dudas para las miles de organizaciones que desde hace 25 años vienen enfrentando con proyectos y con ideas la ley sancionada en la dictadura -señaló Sabbatella-. Ahora, esperamos que el Congreso sancione la norma que necesita y merece nuestro país”.

Esta mañana, en declaraciones radiales, Sabbatella había expresado: “Hay sectores que se oponen a la ley, más allá de lo que se haga. Algunos porque se opondrán a cualquier cosa que haga el Gobierno, aunque sea lo mismo que ellos venían sosteniendo, y otros porque representan intereses que pueden ser afectados. Nosotros, con absoluta autonomía, vamos a seguir reconociendo los pasos positivos, cuestionando lo que se hace mal y proponiendo lo que aún está pendiente”